Memories in 8Bit (PARTE-IX): POWER BLADE

Power Blade es un juego de plataformas / acción desarrollado por Natsume y publicado por Taito para la NES (Nintendo Entertainment System). Power Blade es uno de esos juegos aptos para cualquier público, con un balance jugable genial y una calidad bastante abultada; un cartucho que, aun a pesar de destacar de forma casi-notable en el amplio catálogo de NES, no obtuvo la atención que merecía.

A principios de los noventa era muy habitual que apareciesen personajes basados en Arnold Schwarzenegger sobre todo en videojuegos. Era el personaje de moda.

En 1990 Natsume y Taito lanzan para NES en Japón un arcade de acción/plataformas llamado Power Blazer, que es lo que vendría a ser el clon más puro del Megaman de Capcom, que pegaba fuerte en la consola de Nintendo. Tal es el parecido que nuestro protagonista lleva un casco azul, ataca disparando (en este caso un boomerang), nuestros enemigos son robots, al final de cada fase entramos en la sala del jefe de turno y podemos elegir fase, antes de entrar a la final.

Llegado el momento de lanzar el juego a los mercados occidentales un año más tarde, y ¿quién es el personaje de moda? En esa época toda la chavelería estaba enganchada a Terminator, así que a Taito no se le ocurrió otra cosa que cambiar al protagonista por un tipo de pelo corto, gafas de sol, camiseta de tirantes y soberbia musculatura. Y de esta forma ya teníamos otro clon de Schwarzenegger, dada la gran popularidad que tenía el actor en la época.

El juego es renombrado como Power Blade, y hay varias diferencias con respecto al juego original aparte del cambio de nombre y protagonista. Se mantiene la música (una de las más pegadizas de todo el catálogo de NES) enemigos y jefes finales, pero el diseño de niveles (aunque parecidos) se han cambiado aunque mantienen la misma ambientación.

Argumento: Nos encontramos en el año 2191, en la colonia de Nueva Tierra, la cual, ha sido atacada por un grupo terrorista, cuya finalidad es la de hacerse con todas las tarjetas de seguridad que dan acceso al sistema informático que controla la ciudad, el equipo maestro, para de esta forma, someter a sus ciudadanos y hacer que gobierne la ley del terror.

El gameplay es básico, elegimos cualquiera de las seis fases y hasta que no las acabemos no accederemos a la séptima y última. En cada una de las fases debemos localizar a un compañero que nos dará la tarjeta de acceso para abrir la puerta del jefe final de fase. Todo se elimina con nuestro boomerang que podemos disparar en ocho direcciones. A medida que avanzamos podemos recoger mejoras para nuestra arma, como más potencia o distancia de alcance. También hay un ítem que nos transforma en robot y nuestro disparo es mucho más potente, además tenemos con ésta armadura tres toques adicionales de daño. Otros ítems son las bombas, que eliminan a todos los enemigos de la pantalla, las hamburguesas que nos hacen recuperar la vida o los quesos que nos la rellenan entera.

El juego cuenta con un modo normal y experto, con pocas diferencias, en el experto sin nos dañan el protagonista cae hacia un lado, por lo que si te pilla en un salto fastidia bastante. Además tenemos passwords para continuar siempre la partida. En el CES de 1990 se le comparó con Megaman II y fue portada de la edición de abril de 1991 de la revista Nintendo Power. Tiene una secuela en la que los sprites de los personajes son más grandes y no recuerdo haberla visto en ninguna tienda, por lo que imagino que se la quedarían los americanos.

Una pena que su nombre no reluzca tanto en la NES como si lo hace Contra/Probotector, Shadow Warriors/Ninja Gaiden o Castlevania, pues está totalmente a la altura. Un gran juego como tantos otros a principio de los noventa en el que todo se basaba en llegar al final de la fase sin morir en el intento.

El siguiente video es una partida completa del juego de principio a fin. No es un speed-run (ni lo pretende) pero sirve de base y/o guía para aquellos que pretendan adentrarse en el juego.

Valoración: El sistema de juego recuerda bastante a títulos como “BLUE SHADOW”, añadiéndole una pizca de “MEGAMAN” (muy leve), encontrándonos ante un juego típico de acción “scroller”, donde podremos saltar y disparar. Los jefes finales cuentan con rutinas de ataque propias, creando unos enfrentamientos bastante agradables, pero de escasa dificultad en la mayoría de los casos. En sus apartados técnicos, Power Blade se porta de manera eficiente, contando con unos “sprites” bien animados y un diseño de pantallas bastante bueno. En su faceta sonora, el juego nos ofrece unas calidades bastante altas, contando, además, con una melodía propia para cada fase, convirtiendo este apartado en acertado a todas luces. Para los que no lo sepan NATSUME es una de las desarrolladoras que más me ha gustado de siempre sobre todo en la época de los 8 y 16 bits. En el caso de la NES/FAMICOM cuenta con bastantes títulos de gran calidad y que siempre han ido de “tapados” en las típicas listas TOP-50 de mejores juegos en sus respectivos géneros, es algo que comparte con algunos juegos desarrollados por SunSoft para NES/Famicom. Sea como fuere estamos ante un juego muy divertido de NATSUME que nos recordará a otros títulos similares desarrollados por la compañía pero que sin grandes pretensiones tiene entidad propia.

See you 8-bit CowBoy.


EDIT-1: esta entrada fué publicada y corregida el 30/08/2017 en la web RetroNES.

 

Anuncios