Memories in 8Bit (PARTE-XIV): Star Wars (Beam Software)

Star Wars es un videojuego para la Nintendo Entertainment System (NES) aparecido en 1991 desarrollado por Beam-Software y publicado por JVC Digital Studios. Este es el primer videojuego de Star Wars basado en la película original, también conocida como La Guerra de las Galaxias o Star Wars: Episode IV – A New Hope (Episodio IV: Una nueva esperanza), con un desarrollo que va explicando la historia de la misma y que nos permite jugar en diversas situaciones que pudimos ver en el film, aunque con algunas diferencias. Existe otra versión del videojuego de Star Wars exclusivamente para la versión japonesa de la NES (la Famicom), llamado de igual forma pero programado por NAMCO / Namcot en 1987 y con un desarrollo muy diferente (de este juego haré una review a parte más adelante).

Como se ha comentado el juego sigue un desarrollo muy similar al visto en la película original en la cual está basado. Para empezarel jugador debe explorar ciertas cuevas en el planeta natal de Luke, al hacerlo encontrará escudos para el Halcón Milenario, vidas extra, tu sable de luz, R2-D2 (que ha sido capturado por los Jawas) y el mismo Obi Wan. Una vez que se han reunido todas estas cosas, se debe ir en busca de Han Solo para viajar al espacio en el Halcón Milenario. Después de una leve lluvia de asteroides, la Estrella de la Muerte utiliza su rayo tractor para capturar la nave. Justo en este punto se incluyen nuevas de plataforma donde se puede usar a R2-D2 para descargar un mapa de la instalación. Una vez que finalmente se localiza la salida de la estación espacial (rescatando a la princesa en el camino), todo lo que queda es la batalla en la trinchera de la Estrella de la Muerte. A grandes rasgos lo explicado anteriormente es sin lugar a dudas la trama de la película, pero al convertirlo en videojuego hay que tener en cuanta ciertos detalles que hacen del juego una experiencia realmente recomendable.

Una vez superados los primeros escollos y habiendo reclutado a parte del plantel de personajes disponibles y otros ítems indispensables (vidas, sable láser y shields) para poder finalizar con éxito la aventura, llegaba lo mejor. Abandonábamos Tatooine para acceder por primera vez a uno de los puntos fuertes del cartucho: los niveles de naves. Pocas veces se han visto en NES fases tan osadas a nivel técnico como las que se dieron abordo del Halcón Milenario y del mítico X-Wing; una de esquivar asteroides y otras dos de destruir Tie Fighters, respectivamente. Todo un alarde de gráficos y capacidad de movimiento en pantalla impensable en tiempos de Kid Icarus, Duck Hunt o el primer Mario.

No obstante para la última fase del juego, en la que debemos atravesar las trincheras de la Estrella de la Muerte con la nave de LuKe Skywalker, los programadores optaron por una perspectiva cenital mucho menos espectacular. En principio el cambio no debía suponer ningún handicap; ya que una fase tipo matamarcianos de toda la vida bien diseñada podía ser tan “la ***** en vinagre” como las anteriormente comentadas. El problema residía en que al menor despliegue técnico le teníamos que sumar la prácticamente nula presencia de naves enemigas y un diseño de nivel algo pobre.

Por otro lado, las fases plataformeras transcurren en escenarios relativamente abiertos; por lo que, al margen de saltar, disparar y blandir el sable láser, emplearemos un tiempo mínimo explorando sus diversos rincones. En ese sentido, la fase más destacable es la de los ascensores de la Estrella de la Muerte en la que debemos rescatar y reclutar a la Princesa Leia. Todo un guiño al grandioso Elevator Action. Los que tengan problemas de orientación lo pueden pasar mal deambulando para arriba y para bajo sin encontrar la salida; pero en general el nivel de exploración no resulta demasiado exigente.

A nivel gráfico el juego presenta unas prestaciones muy buenas en las fases del Halcón. Por contra, las animaciones de los personajes son más rígidas y sus diseños resultan un tanto toscos; aún así, todos los elementos “starwarianos” son muy reconocibles y se puede decir que lucieron bien en su día. Especial mención merecen las caras pixeladas de Harrison Ford, Alec Guiness y compañía y otros detalles poco relevantes como la pantalla de selección de personaje. El apartado sonoro alterna versiones 8-bit de los archiconocidos temas de John Williams muy bien conseguidas (a destacar el romántico Han Solo theme) y otras bastante más salchicheras, creadas expresamente para el juego, que poco o nada tienen que ver con la partitura original. La calidad de sus efectos de sonido no es para tirar cohetes, pero estos cumplen con creces su cometido sin alardes.

El siguiente video es una partida completa del juego de principio a fin. No es un speed-run (ni lo pretende) pero sirve de base y/o guía para aquellos que pretendan adentrarse en el juego.

Valoración: Este Star Wars desarrollado por Beam-Software es términos generales un título muy recomendable. Es un juego que está salpicado de detalles realmente buenos a nivel gráfico aunque en otros momentos esos prodigios sean menos vistosos. A nivel jugable el título responde bastante bien. Aunque si que es cierto que tienen algunos escollos en este apartado pero por lo general este apartado no es un problema de entrada para el jugador. La banda sonora si bien tiene adaptaciones muy buenas de la original que forma parte de la película también cuenta con composiciones propias que no son del todo apropiadas o que no pegan demasiado con el resto. A pesar de sus puntos flacos este título representa lo mejor de la franquicia en un juego adaptado a una consola como la NES superado eso si por su secuela “Star Wars: The Empire Strikes Back”. Así que si sentís la fuerza es el momento de desempolvar los mandos de la NES y darle una oportunidad a este juego.

Saludos.


EDIT-1: esta entrada fué originalmente redactada para las webs GP32Spain y retrones.net (15/11/2017) y posteriormente corregida y mejorada para este blog.