Anime Forum (PARTE-I): IMA, SOKO NI IRU BOKU

Twitter: @ryogasingps

0001-112

Ima, Soko ni Iru Boku, también conocida como “Now and Then, Here and There” es una serie de anime de 13 episodios dirigida por Akitaro Daichi y escrita por Hideyuki Kurata. La historia comienza presentándonos a Shû, un chico de 14 años optimista y lleno de energía e hiperactivo. Practica el kendo, y su curiosidad le lleva a aventurarse en situaciones cuanto menos cotidianas. Pero nada será tan poco cotidiano como lo que le ocurre un día tras salir de clase de kendo, cuando divisa en lo alto de una de las altas chimeneas de una fábrica abandonada de su ciudad a una joven muchacha viendo el atardecer. Presa de la curiosidad, Shû sube a lo alto de una de las chimeneas, y comienza a preguntarle a la chica qué hace allí, quién es, etc… Vamos, que el chico no para de hacer preguntas sin obtener ninguna respuesta, para luego comenzar a contarle su vida a la misteriosa chica que no dice ni una sola palabra, excepto su extraño nombre: Lala Ru. Aún así, Shû se siente bien y es feliz…

Pero dicha tranquilidad es interrumpida cuando se abre un portal dimensional y a través de el aparecen unos dragones mecánicos pilotados por unos tipos que visten uniforme militar, comandados por una mujer también vestida con atuendo militar, los cuales pretenden llevarse a Lala Ru a la fuerza. Shû, al ver el miedo en los ojos de la chica y como ésta puede vocalizar la palabra “ayúdame”, no lo duda un instante y se enfrenta valientemente a los misteriosos secuestradores.

 

Pero cuando parece que Shû va a salvarla, se abre de nuevo el portal dimensional y hace desaparecer a Shû, a Lala Ru y a sus captores del lugar en donde se encuentran, para ir a parar a una extraña sala. Shû, sin saber muy bien que ha pasado y dónde se encuentra, escapa con Lala Ru adentrándose en un sin fin de escaleras, pasillos y habitaciones metalizadas, pero de nada sirve, pues es apresado y Lala Ru es capturada de nuevo. Poco después Shû se da cuenta de donde se encuentra: en un mundo extraño, aparentemente es igual a la Tierra y al lugar en donde se encontraba antes de ser absorbido por el portal dimensional pero a la vez todo es muy distinto, y en poco tiempo se da cuenta de donde se encuentra prisionero: en una nave gigantesca llamada Hellywood.

0001-113

Dicha nave sirve de cuartel general para las tropas del Rey Hamdo, un dictador que, presa de la locura debido a su delicada situación de derrota inminente en una guerra mundial en la que se encuentra, pretende aun así realizar un contraataque definitivo en la contienda y dominar el mundo gracias a los increíbles poderes mágicos de Lala Ru, la cual posee un colgante con el que puede crear agua, la fuente de energía que puede hacer que el cuartel o arma definitiva en la que se encuentran despegue y arrase el mundo, un mundo en el que bajo el mandato del Rey Hamdo, las aldeas son arrasadas y solo sobreviven aparte de unos pocos traidores temerosos los niños que son reclutados en sus tropas y tratados como si fuesen soldados adultos.

Los personajes que aparecen en el anime son los siguientes:

Shû: el protagonista de la historia. Un chico un tanto impulsivo pero de buen corazón que practica kendo. Tras ir a parar por accidente a un misterioso mundo, lugar, planeta, o época distinta a la suya (lógicamente no voy a decir a donde ha ido a parar exactamente ya que haría un spoiler), no logra detener a los captores de Lala Ru, pero si consigue hacerse con el colgante que ansía el Rey Hamdo. Por desgracia, pierde el colgante sin darse cuenta, y es torturado de una manera infrahumana sólo para que cante donde está el colgante, cosa que él no sabe, muy a su pesar. Es un chico de buen corazón, con un sentido de la justicia sustentado sobre la bondad de su buen hacer, un buen ejemplo de ello es hasta donde puede llegar por proteger al prójimo, su forma de animar a los demás por muy mal que estos estén, entre otras situaciones que se irán viendo a lo largo de la serie.

0001-114

Lala Ru: una misteriosa y enigmática chica que conoce Shû en lo alto de las chimeneas de una fábrica abandonada en Japón. Nada se sabe de Lala Ru, solo que tiene poderes que combinados a un colgante que porta pueden crear agua en cantidades casi infinitas, un bien escaso en el lugar en donde se encuentra Hellywood, la base militar del Rey Hamdo. Su personalidad extremadamente introvertida y aparentemente sin sentimientos puede ser debida a la forma en que la ha tratado la gente, pues siendo la llave que permite a muchos obtener algo que ansían (en este caso el agua), acaba siendo tratada más como un objeto que como una persona.

0001-115

Nabuca: de niño, su aldea fue arrasada por las tropas de Hamdo. Como muchos otros niños de su aldea y de otros lugares, fue hecho prisionero en Hellywood y posteriormente ingresó en las filas del ejército de la fortaleza, con la promesa del Rey Hamdo de que “una vez terminase la guerra, volverían a casa”. Muchos otros chicos creen que esto es mentira, pero como se suele decir, la esperanza es lo último que se pierde. Y Nabuca no ha perdido la esperanza, demostrando una gran capacidad de liderazgo, cumpliendo firmemente las órdenes sin preguntarse muy bien el porqué las acata, cosa que empezará a cambiar cuando tenga su primer encontronazo con Shû,  momento en el cual se comenzará a plantear sus objetivos e ideales en la vida y en especial sus acciones.

0001-116

Sara Ringwalt: sin duda, el personaje mas torturado de toda la serie, y el que en más de un momento hará que el espectador se apiade de ella, ya que es protagonista de algunas de las escenas más duras. Sara proviene de la Tierra, pero a diferencia de Shû, esta proviene de E.E.U.U. y fue capturada por Hellywood ya que la confundieron por error con Lala Ru debido al gran parecido físico que tiene con ésta (colgante incluido). Shû la conoce en la celda en la que es encerrado, y le promete que todo irá bien. Sin embargo, las promesas de Shû caen en saco roto, ya que al poco tiempo Sara es usada como un mero objeto por otros soldados, objeto que satisface sus necesidades sexuales. Con esto, queda claro que así el ejército de Hellywood siempre tendrá nueva sangre en sus tropas, ya que usan a las mujeres supervivientes de las aldeas que arrasan para procrear.

0001-117

Abelia: ojito derecho del Rey Hamdo, y líder de las tropas de Hellywood. Fría, con poca humanidad y realmente calculadora, sus objetivos principales son servir al Rey Hamdo y que Hellywood despegue. Para ello necesita a Lala Ru y su colgante, para que ésta pueda generar agua que sirva como fuente de energía para la inmensa nave de guerra… Tal es su obediencia al Rey Hamdo, que en más de una ocasión (por no decir siempre) ha de convivir con los constantes malos tratos fruto del desequilibrio mental de su líder, cosa que soporta con su infinita paciencia o devoción hacia el maniático dictador, según se mire.

Rey Hamdo: líder absoluto de la inmensa fortaleza y arma de destrucción masiva conocida como Hellywood, el Rey Hamdo viene a ser algo así como el clásico estereotipo de villano loco. Y es que dicha locura deriva de sus ansias de poder y avaricia, su retorcida forma de ver el mundo y gran soberbia que le hace posicionarse sobre el resto de los humanos a los cuales considera inferiores o meras herramientas bajo su liderazgo… Dictador sin sentimientos, su principal objetivo es conquistar el mundo, pero teme ser derrotado ya que se su ejército se haya al límite y en las últimas, lo cual demuestra en un estado totalmente paranoico sea maltratando a su fiel sirviente Abelia o gritando como un poseso a la par que da pataletas cual niño pequeño al que le han quitado su caramelo.

Mi recomendación: Ima, Soko ni Iru Boku es un anime que en su día paso bastante desapercibido pero que es claramente recomendable. En el se narra de una forma bastante peculiar la dura transición que a veces puede suponer el paso de la infancia a una edad más adulta, esto último lo notareis según se vaya desarrollando la serie y veáis las situaciones que viven algunos personajes, entre ellos Shu o Sara. El desarrollo de los personajes es quizás uno de sus puntos más fuertes. Se podrían dividir claramente en tres grupos: los malos, los buenos, y los que dudan, siendo estos últimos los más interesantes. De esta forma, y teniendo en cuenta el argumento, se puede ver el conflicto entre “un mundo egoísta tan ciego que no ve su propio destino auto-destructivo” contra “un mundo que, a pesar de tener un comportamiento no tan bueno como se debería, tiene la esperanza por alcanzar un estado mejor”. Y es que algo que impacta tras ver cada capítulo de Ima, Soko ni Iru Boku, aparte del conjunto audiovisual que supone, es la sensación de “la realidad supera a la ficción”. Y es que viendo animes como este uno es incapaz de no pensar de vez en cuando: “ya no se hacen series así”.
Saludos.

 


EDIT: esta entrada fué publicada originalmente el 22/07/2011 en la web GP32Spain.